Skip to main content

Full text of "Recursos para la Escuela Sabatica (2do. Trimestre 2008)"

See other formats


V 



emú 



£\ 



.^S>% 




^yy [í Año A 

Segundo trimestre 

Lección 11 



El reino invisible 



COMUNIDAD 



Compartamos el amor de Dios con 
nuestras amistades. 



Versículo para memorisar 

"Del mismo modo procuren ustedes que su luz brille delante de la gente, para que, viendo el bien 
que ustedes hacen, todos alaben a su Padre que está en los cielos" (Mateo 5:16). 

Textos clave y referencias 

Mateo 5:1 -1 6; Lucas 6:1 7-26; El Deseado de todas las gentes, págs. 265-273; Mount of Blessings, 
págs. 7-41; historia en el folleto del alumno. 

Objetivos 
Los alumnos 

Sabrán que los amigos de Jesús tienen valores diferentes a los valores de este mundo. 
Sentirán el deseo de practicar cada día los valores cristianos. 
Responderán aceptando como propios los valores de Dios y compartiéndolos con los demás. 

Mensaje 




¥ 



Porque Dios nos ama, aceptamos sus valores y los compartimos 
con los demás. 



Breve introducción a la lección 



En el sermón del monte, Jesús señala la forma 
de vida que desea que sigan los ciudadanos de 
su reino por venir. Aun cuando se está diri- 
giendo en primer lugar y sobre todo a sus discí- 
pulos, también le está hablando a quienes lo 
buscan, a aquellos que están listos para dar el 
salto de fe. Les asegura que al hacerlo, serán bie- 
naventurados o felices. Los principios de este 
reino son diferentes a cualquier cosa que la 
gente haya jamás escuchado. Jesús les hace 
saber que aunque en este mundo trabajan ar- 
duamente para vivir, en su reino futuro serán 
tratados como príncipes y princesas. Estas pala- 
bras atraen a la gente hacia él y su reino. 



Jesús usa ilustraciones y objetos de la vida 
diaria con los que están familiarizados sus oyen- 
tes. Sabe que cada vez que vean o experimenten 
cosas similares, recordarán sus palabras. Y si no 
hacen su decisión en favor del reino este día en 
el monte, algún día lo harán, mientras estén 
usando la sal o encendiendo una lámpara. 

Esta es una lección acerca de comunidad 

Cuando aplicamos a nuestra vida las lec- 
ciones que Jesús enseñó en el monte, enri- 
quecen nuestras relaciones con los demás y 
ayudan a formar espíritu de comunidad. 
Cuando Jesús y los principios de su reino 



66 



niONC 




Programa 



Sección 



Minutos 



Actividades 



Materiales necesarios 



Bienvenida Permanente Recibir a los alumnos a la entrada. 

Escuchar sus problemas o motivos 
de gozo 



Actividades 10 -15 
preliminares 



A. Torre de la amistad 



B. Sentido del gusto 



Tarjetas de 8 x 12 cm, cinta adhe- 
siva, marcadores 

Sal, azúcar y extractos líquidos 
transparentes, cucharas, vasos para 
la mitad de los alumnos, recipientes 
con agua pura y pastillas de menta 
u otras substancias para quitar el 
mal sabor, servilletas 



9 
O 

O 

o 



Oración y 15-20 Verpág. 94 

alabanza* 



Lección 
bíblica 



15-20 Introducción de la historia bíblica 

Personalización de la lección 
Exploración bíblica 



Cinco copias del libreto "Los 
muchachos de la Red" (pág. 95) 

Biblias 

Biblias 



Aplicando 10 -15 

la lección 



Guiones 



Papel, lápices 



Compartiendo 10 -15 Diplomas 

la lección 



Copias duplicadas de los diplomas 
(págs. 1 1 1 y 1 1 2) 



*En cualquier momento del programa se puede orar o alabar a Dios con un canto. 



reinan en nuestro corazón, ha comenzado su 
reino en este mundo. 

PARA EL MAESTRO 

"El sermón del monte, aunque dado especial- 
mente a los discípulos, fue pronunciado a oídos 
de la multitud. Allí, por la mañana temprano, la 
gente había empezado a congregarse. 

"Creían que el reino iba a ser establecido 
pronto, y de los sucesos de aquella mañana saca- 
ban la segura conclusión de que Jesús iba a hacer 
algún anuncio concerniente a dicho reino... 



"Cristo frustró esas esperanzas de grandeza 
mundanal. En el sermón del monte, trató de 
deshacer la obra que había sido hecha por una 
mala educación, y de dar a sus oyentes un con- 
cepto correcto de su reino y de su propio carác- 
ter... Sin combatir sus ideas acerca del reino de 
Dios, les habló de las condiciones de entrada a 
él, dejándoles sacar sus propias conclusiones en 
cuanto a su naturaleza... 

"Las primeras palabras que dirigió Cristo al 
pueblo en el monte, fueron palabras de biena- 
venturanza" (El Deseado de todas las gentes, 
págs. 266, 267). 



69 



LbCCI ON 1 T 



3§i 



Desarrollo del programa 



BIENVENIDA 

Dé la bienvenida a sus alumnos al entrar. Pregúnteles cómo han pasado la semana. Qué cosas les 
preocupan o alegran. Pregúnteles si han hecho medallas de la amistad, si les han hablado a sus ami- 
gos por teléfono, o si han hecho el acróstico en su estudio de la Biblia de esta semana. 

Pida a sus alumnos que sigan las instrucciones escritas en el pizarrón (si las hay) y que se preparen 
para participar en las actividades preliminares que usted haya elegido. 



© 



Actividades preliminares 



Elija la actividad o actividades que sean más apropiadas para su situación. 



Necesita: 

• tarjetas 

• marcadores 

• cinta adhe- 
siva 



A. TORRE DE LA AMISTAD 

Forme grupos de cinco a ocho alumnos. Dé a cada grupo tarjetas, marcado- 
res y cinta adhesiva. 

Diga: Dios es un amigo maravilloso. Nos da ejemplos de cómo debe- 
mos tratar a los demás. Elijan un escriba o secretario del grupo. 
Deben escribir en cada tarjeta una palabra que describa alguna cuali- 
dad de un amigo, semejante a las que Dios demuestra en su trato con 
nosotros. Ejemplo: respetuoso, leal, amable, sincero. Escriban tantas 
cualidades como puedan en dos minutos. 

No les diga aún la razón por la que habrán de necesitar tantas tarjetas. Cuente los dos minu- 
tos y dé la señal de dejar de escribir. Recoja las tarjetas que quedaron en blanco. 

Diga: Se nos dice que fue en un monte donde Jesús pronunció el discurso sobre la 
forma como debemos comportarnos con los demás. Se llama el Sermón del Monte. 
Tomen las tarjetas en las que han escrito y construyan un monte tan alto como sea 
posible. Sólo pueden usar las tarjetas y la cinta adhesiva. Traten de que se vean las 
palabras escritas si es posible. Pueden doblar o enrollar las tarjetas. 

Para reflexionar: 

Verifique qué grupo ha construido la torre más alta. Pida entonces a los grupos que se colo- 
quen a cierta distancia de su torre respectiva para ver si la pueden derribar soplando sobre ella. 

Diga: ¿Qué fue más difícil, construir la torre, o derribarla? ¿Qué fue lo más difícil 
al construir esta torre? ¿Encontraron suficientes palabras que describen la amistad? 

Digan: 

PORQUE DIOS NOS AMA, ACEPTAMOS SUS VALORES 
Y LOS COMPARTIMOS CON LOS DEMÁS. 



90 



^ 



LCCIÜN 11 



B. SENTIDO DEL GUSTO 

Antes de la clase, llene vasos con agua y diferentes cantidades de especias o esencias, para la 
mitad de los alumnos de su clase. Deben ser substancias que no coloreen el agua (corno extractos 
líquidos), o azúcar y sal en diferentes cantidades. Algunos no deben tener nada de sal, azúcar u 
otros sabores; otros deberán tener sólo un poco; otros tendrán gradualmente más y más, hasta el 
punto en que el último vaso no se pueda ni probar. 

Diga a sus alumnos: Mientras la gente estaba sentada en la ladera del monte, 
seguramente sintió sed. Y probablemente había gente allí que estaba dispuesta a 
compartirles de su agua. Imaginen que se encuentran en el monte escuchando las 
palabras de Jesús. Alguien les pasa un odre de agua que beben gustosamente. 
Después de haber escuchado el Sermón del Monte hasta este punto, ¿qué le dirían a 
la persona que compartió su agua con ustedes? Voy a pasarles algunos vasos con 
agua. Deseo que la mitad de la clase sirva el agua y la otra mitad la tome. Cuando 
diga: Bienaventurados si hacen esto", denle agua a su compañero. Es importante 
que todos lo hagan al mismo tiempo. Al recibir el agua, deseo que le digan una frase 
de gratitud o bienaventuranza a la persona que se las dio. Después podrán contarle 
a la clase qué palabras le expresaron sus compañeros. 

Deje que sus alumnos sirvan el agua a sus compañeros al mismo tiempo. Habrá varias reaccio- 
nes al probarla, incluyendo, tal vez, que la escupan. 

Para reflexionar: 

Pregunte: ¿Qué sabor tenía el agua? ¿Cómo se sintieron después de haberla be- 
bido? ¿Qué desean decirle a su compañero? ¿Qué le dijeron a su compañero? Tenga 
lista agua pura y tal vez algunas pastillas de menta para quitar el mal sabor. 

Pregunte: ¿Qué sucede cuando algo no tiene suficiente sabor? ¿Qué sucede cuando 
tiene demasiado? ¿En qué forma esta experiencia con el sentido del gusto, probando 
diferentes sabores, se compara a la forma como tratamos y nos relacionamos con los 
demás? 

Diga: Es importante tener la cantidad correcta de sabor. Esto puede marcar la dife- 
rencia entre lo que es placentero y lo que es desagradable, como se ha visto ante- 
riormente. 

PORQUE DIOS NOS AMA, ACEPTAMOS SUS VALORES 
Y LOS COMPARTIMOS CON LOS DEMÁS. 



o 



Lección bíblica 



INTRODUCCIÓN DE LA HISTORIA 



"Los muchachos de la Red" 

Vea el libreto "Los muchachos 
de la Red" para la lección n° 1 1, 
en la página 95. 



Necesita: 

• cinco copias 
del libreto 



Para reflexionar: 
Pregunte: ¿Qué es un reino? ¿Por qué 
sería invisible el reino de Dios? Hoy habla- 
remos acerca de cómo nos hace felices el 
reino de Dios y sus secretos. 



PERSONALIZACIÓN DE LA HISTORIA 

Pida a uno o dos alumnos voluntarios que 
lean en voz alta las bienaventuranzas en su 
Biblia. Mientras le estén dando lectura, el resto 
de la clase debe indicar, levantando la 
mano, cuando se mencionen palabras 
o frases positivas y colocarla hacia 
abajo cuando sean negativas. 

Antes de comenzar, pida a sus 



Necesita: 

• Biblias 



alumnos que vean rápidamente el texto y deci- 
dan qué palabras o frases son positivas y cuáles 
negativas. 



91 



LbCCI ON 1 T 



3§i 



Bienaventurados 


Arriba 


Pobres en espíritu 


Abajo 


Reino celestial 


Arriba 


Lloran 


Abajo 


Consolados 


Arriba 


Humildes 


Acepte ambas 


Heredar la tierra 


Arriba 


Hambre y sed de justicia 


Acepte ambas 


Hartos 


Arriba 


Misericordiosos 


Arriba 


Misericordia 


Arriba 


Puros de corazón 


Arriba 


Dios 


Arriba 


Pacificadores 


Arriba 


Hijos de Dios 


Arriba 


Padecen persecución 


Abajo 


Vituperaren 


Abajo 


Falsos testimonios 


Abajo 


Regocijaos 


Arriba 


Alegraos 


Arriba 


Recompensa 


Arriba 



Podría surgir una discusión acerca de si cier- 
tas palabras son realmente positivas o negativas. 
Conceda un minuto a sus alumnos para esa dis- 
cusión y entonces dígales que continuarán más 
adelante. 

Para reflexionar: 

Diga: Regresemos al relato bíblico. Lean 
el versículo tres. ¿Qué nos está diciendo 
Jesús? ¿Bajaremos la mano por la palabra 
"pobres"? (No.) Jesús nos muestra cómo 
esta palabra puede merecer que levante- 



mos la mano. ¿De qué manera? ¿Qué nos 
dice este versículo que le espera a los po- 
bres en espíritu? (El cielo.) ¿En qué forma 
las palabras de Jesús eran diferentes a las 
que la gente había escuchado? 

PORQUE DIOS NOS AMA, 
ACEPTAMOS SUS VALORES Y 1LOS 
COMPARTIMOS CON LOS DEMÁS. 



EXPLORACIÓN BÍBLICA 

Pida a sus alumnos que lean Lucas 6:1 7 al 26. 
Encuentren las similitudes y diferen- 
cias entre las dos versiones del ser- 
món. 



Necesita: 

• Biblias 



Pregunte: ¿Por qué piensan que 
hay dos versiones? ¿Es posible 
que Jesús haya dado este sermón u otros 
más de una vez? ¿Por qué sí o por qué 
no? ¿A quién le estaba hablando Jesús en 
el monte; a los no convertidos, a los inde- 
cisos o a los plenamente convertidos? 
¿Qué estaba bendiciendo, estados del ser, 
tales como ser pobres en espíritu, llorar, 
ser perseguidos, o estaba bendiciendo a 
las personas? (A las personas.) ¿Por qué? 
(Porque son solamente las personas las que se 
dan cuenta de su necesidad de Jesús, las que re- 
almente gozan de sus bendiciones.) 

Digan: 

PORQUE DIOS NOS AMA, 
ACEPTAMOS SUS VALORES Y 1LOS 
COMPARTIMOS CON LOS DEMÁS. 



o 



Aplicando la lección 



GUIONES 



Necesita 

• papel 

• lápices 



De dos en dos, o en grupo, pida a 
sus alumnos que creen guiones en 
los cuales se pueden aplicar los secre- 
tos del reino invisible. El lugar puede 
ser cualquiera; el hogar, la escuela, la 
iglesia o el campo de juegos. Deben 
nombrar un escriba o secretario para que anote 
el guión en una hoja de papel. Deje entonces 
que los grupos intercambien los guiones. Cada 
grupo actuará o explicará en qué forma las acti- 



tudes del reino invisible ayudarían en el guión 
dado. 

Para reflexionar: 

Pregunte: ¿Qué es más difícil, pensar en 
una forma de aplicar las actitudes perte- 
necientes al reino invisible, o tener un 
guión ya dado? ¿Por qué? 

Diga: Mencionen otras formas específi- 
cas como muchachos y muchachas de su 



92 



^ 



LCCIÜN 11 



edad pueden aplicar las actitudes del 
reino invisible en las cosas que hacen cada 
día. Recuerden: 



PORQUE DIOS NOS AMA, 
ACEPTAMOS SUS VALORES Y LOS 
COMPARTIMOS CON LOS DEMÁS. 



O 



Compartiendo la lección 



Necesita: 

• copias de 
los diplo- 
mas 

• lápices 



DIPLOMAS 

Prepare copias de los diplomas en 
las páginas 111 y 1 1 2. Explique a sus 
alumnos que van a nombrar a perso- 
nas de la iglesia como candidatas a 
las bienaventuranzas del reino invisi- 
ble que se han estudiado en Mateo 
5:3 al 12. 

Todos juntos, o en pequeños gru- 
pos con un dirigente, deben discutir 
cada una de las siguientes características, lo que 
significa cada una y sugerir una persona o perso- 
nas en la iglesia que parecieran tener esa carac- 
terística. Cuando estén de acuerdo con respecto 
a un nombre o nombres, preparen un certificado 
para cada persona, siguiendo el ejemplo de di- 
ploma dado. 

Pobres en espíritu - Aquellos que sienten su 
necesidad espiritual. 

Recompensa - El Reino de los Cielos. 

Los que lloran - Aquellos que se lamentan pro- 
fundamente por su condición espiritual u 
otras desilusiones y tristezas. 

Recompensa - Consuelo. 

Humildes - Aquellos que se someten a Dios en 
todas las cosas sin vacilación. 

Recompensa - Heredan la tierra (cuando los or- 
gullosos ya no reinan en la tierra) 

Tienen hambre y sed de justicia - Aquellos 
que anhelan grandemente la justicia. 

Recompensa - Llenarse de Jesús, que es el Pan 
de vida y el Agua viviente. 

Misericordiosos - Aquellos que son bondado- 
sos y considerados con los demás. 



Recompensa - Serán tratados con bondad y 
consideración. 

Puros de corazón - Aquellos que han abando- 
nado el pecado como el principio guiador 
de su vida; aquellos cuya vida está consa- 
grada sin reservas a Dios. 

Recompensa - Verán a Dios (lo ven ahora a tra- 
vés de los ojos de la fe) 

Pacificadores - Aquellos que tratan de traer 

unidad entre las personas unas con otras y 
entre las personas y Dios. 

Recompensa - Serán llamados hijos de Dios; 
serán semejantes a él en carácter. 



Los 



que sufren persecución - Aquellos que 
enfrentan el peligro por darle la espalda al 



reino de Satanás 



Recompensa - El reino de los cielos, de la 

misma manera que con los pobres en es- 
píritu. 

Para reflexionar: 

Comente con sus alumnos el hecho de que 
estos son los ocho requisitos para la ciudadanía 
en el reino invisible de Dios. 

Haga planes para invitar a su Escuela Sabática 
la próxima semana, a la gente que recibirá los 
diplomas que se entregarán durante el pro- 
grama. Ayude a sus alumnos a tomar una deci- 
sión con respecto a los siguientes detalles: 

1) La forma de entregarlos. 

2) El método de invitar a las personas que re- 
cibirán un diploma. 

3) Las personas que prepararán y entregarán 
las invitaciones o harán las llamadas telefó- 
nicas. 

4) Personas que provean decoraciones o re- 
frescos. 



93 



LbCCI ON 1 T 



3§i 



Oración y alabanza 



# 



COMPAÑERISMO 

Resuma los problemas o pesares y los motivos de gozo de los alumnos, según lo han 
expresado al entrar (y si es apropiado). Si sus alumnos lo permiten, cuente acerca de uno o 
dos aspectos especiales con respecto al estudio de la Biblia llevado a cabo por ellos durante 
la semana. Celebre los cumpleaños, acontecimientos especiales o logros de sus alumnos. 
Dele una bienvenida calurosa a todos los visitantes al presentarlos a la clase. 

CANTOS SUCERENTES 

"Es por su gracia" (canto conocido). 

"Con sin igual amor" (Himnario adventista, n° 139). 

"Ama a tus prójimos" (Himnario adventista, n° 368). 

MISIONES 

Use Misión niños u otro informe misionero disponible. Recuerde a sus alumnos que en 
dos semanas la ofrenda de la Escuela Sabática ayudará a los proyectos que se han señalado. 
Lea nuevamente cuáles son esos proyectos en el folleto misionero. 

OFRENDA 

Muestre a sus alumnos una canasta grande tejida sin muchos orificios. 

Diga a sus alumnos: Hoy estamos hablando del Sermón del 
Monte. Una de las cosas que dijo Jesús fue no esconder su luz 
debajo de un almud o cajón. (Encienda una lámpara o linterna u otra 
fuente de luz y coloque la canasta sobre ella.) 

Pregunte: ¿Pueden ver ahora por qué? El dar nuestra ofrenda 
es una manera de dejar brillar tu luz, de manera que otros pue- 
dan sentir sus efectos. Quite la canasta de sobre la luz. 

Pregunte: ¿Les hace recordar lo anterior a cierto canto muy conocido? Dé a al- 
guien la canasta para que recoja la ofrenda, Si sus alumnos están dispuestos a cantar un 
canto de su infancia, diríjalos para cantar "Esta lucecita mía", mientras se recoge la ofrenda, 
pida a alguien que toque la melodía. 

*En cualquier momento del programa se puede orar o alabar a Dios con un canto. 



Necesita: 

• canasta 
grande 

• lámpara o 
linterna 



CLAUSURA 

Pida a Dios que ayude a los miembros de su 
Escuela Sabática a entender estas cualidades de 
su reino invisible al estudiar y compartir sus co- 
nocimientos con respecto a ellas. 



94 



^ 



LCCIÜN 11 





LIBRETO "LOS MUCHACHOS DE LA RED" 




(Para la lección n° 11) 


Ana: 


¡Hola, muchachos! Hoy puedo 
conversar durante más tiempo 


Tendai: Yo necesito escuchar eso. 
Darren: Yo acabo de leer sobre eso. 


Darren: 


Buenos días, Ana. ¿Cómo estás? 


Ulla: ¿Dónde, en un libro, o en la 


Emiko: 


¡Qué bueno, Ana! ¿Por qué? 


red? 


Ana: 


Mis padres salieron esta noche 


Darren: En ninguno de los dos. En la 




y estoy cuidando a mi hermano 


lección de Escuela Sabática de 




menor. 


esta semana. 


Ulla: 


Me gustaría que mi padre me 
dejara quedarme sola en la 


Ulla: ¿Qué parte? 




casa. 


Darren: En el versículo. Mateo 5:1 al 6. 


Tendai: 


Ulla, él sabe lo que es mejor 
para ti. 


Tendai: ¿No son las bienaventuranzas? 
Darren: Mi maestro de Escuela Sabática 


Ana: 


Hola, Tendai. Suenas como si 


prefiere llamarlas los secretos 




fueras un papá. 


del reino invisible. 


Emiko: 


Ana, ¿a dónde fueron tus pa- 
dres? 


Tendai: Reino invisible. Me gusta eso. 
Ana: Me gustan los secretos. 


Ana: 


Compraron un boleto para es- 






cuchar a un orador que habla- 


Emiko: Oye, tus padres no necesitaban 




ría sobre un mejor estilo de 


pagarle a un orador. 




vida, o algo así. 


Simplemente podrían haber 
leído su Biblia. 



95